POESIA DE ISRAEL

¡NO DETENDRÁN TU AUSENCIA!

Caminas erguido con tembloroso paso
Tiembla tu esqueleto y tiembla tu alma;
Es la fila hacia el olvido de los vivos
Epitafio al  sufrimiento y al dolor
¿Acaso el descanso para tanta miseria?

El denso humo nauseabundo y gris
Danza alegremente oteando el horizonte
Reclamando judíos para avivar el fuego
Insolente exigencia desafiando al cielo
¿Acaso nadie contempla desde lo alto?

Afuera la noche cómplice silenciosa
Más oscuro tiñe su vestido
Hay brindis de uniformes alemanes
Informando la cuota que se cumple
¿Hay indiferencia en el cielo de los justos?

Y por fin te empujan al destino
Cruzas esa puerta sin el grito de tus lágrimas
Ni un paso atrás… sin temores ni heroísmo
Sin reclamos, sin preguntas…
¿No entienden que cercenaron tus palabras?

Y ellos…esperando tu rabia, tu desprecio,
Tu odio desgranado en insultos e improperios
Y tú con tu silencio, sin quejas, sin alaridos…
Afuera el humo sigue saliendo, implacable
¿Acaso navegas en el viento partiendo hacia el Eterno?

 

Jonas Otoniel Evolaj

POESÍA DE ISRAEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *