ROMPIENDO TRADICIONES

RESPUESTA A LA CARTA DE ROMPIENDO TRADICIONES

Bogotá, Junio 1 de 1997.
Amadísimo amigo y hermano en la fe:
Profunda tristeza embarga mi alma y en esta impresionante disyuntiva en la que te encuentras, he tenido que consultar con Mi Señor en noches de insomnio y desazón, antes de intentar responder a la encrucijada actual que estás viviendo. No entraré a juzgar la incapacidad o no de aquel pastor.
Lamentablemente en nuestro medio, son más los que destruyen vidas que los que realmente atraen nuevas almas a los pies del Señor.
Las posiciones tradicionalistas, legalistas y humanas, han criminalizado a millones de hombres y la falta de entendimiento de los textos escriturales produce una consejería errada y desatinada, de quienes fueron llamados a RESTAURAR en todos los ámbitos a aquel que busca orientación genuina y real de parte del representante de Dios en esta tierra.

CAPÍTULOS DE ROMPIENDO TRADICIONES:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *